jueves, diciembre 5, 2019

El paraíso tiene nombre: Bora Bora

Bora Bora, también conocida como la “Perla del Pacífico”, es una de las islas de Sotavento, se sitúa en el archipiélago de las islas de la Sociedad a 277 kilómetros de Papeete, la capital de Tahití. Al mirar un mapa de Polinesia Francesa, podemos ver que Bora Bora se encuentra al noroeste de Tahití.

Para llegar allí desde Argentina hay que tomar un vuelo de LAN (tiene la exclusividad de la ruta hacia la Polinesia) hasta Santiago de Chile, luego hacer una escala en Isla de Pascua para recargar combustible y luego se llega a Tahití. Después hay que ir al puerto donde hay que embarcarse en un crucero (Tahitian Princess) y al día siguiente se comienza a navegar hacia Bora Bora.

 En cuanto a su geografía, Bora Bora cuenta con una isla principal (se trata de un volcán extinto) y es ahí donde está la ciudad más importante  y su capital, que se llama Vaitape. En ella se encuentra la mayor concentración de habitantes, aproximadamente,  unas 5.000 personas. La población actual es de 9.596 habitantes y, lo que resulta más llamativo, es que es una isla que rebosa juventud ya que un 50 % de la población es menor de 30. La isla principal está ubicada en el centro de la laguna de agua turquesa y está rodeada por atolones de arrecife de coral conocidos como motus.

 Su laguna es el mayor atractivo de Bora Bora. Al tratarse de un fondo coralino y junto a los cambios de profundidad que se pueden observar en la variación de color, ocasiona que se dibuje una amplia gama cromática de azules.

 En cuanto al turismo, hoy en día la isla es casi totalmente dependiente del turismo. En los últimos años varios centros turísticos se han construido en los islotes del arrecife (motu) que rodean la laguna. La calidad del hospedaje oscila de comparativamente baratos (€100) con las condiciones básicas de alojamiento a lugares muy lujosos (€1.000).

 La mayoría de los destinos turísticos son aquacéntricos, sin embargo, es posible visitar otras atracciones, como algunos cañones de la Segunda Guerra Mundial; descansar en las playas; hacer senderismo; ciclismo; comer en los restaurantes.

 Respecto al idioma, aunque el francés y el tahitiano son las principales lenguas habladas por sus habitantes, las personas en contacto con los turistas en general tienen algún conocimiento de inglés. La mayoría de los visitantes a Bora Bora son estadounidenses, australianos, japoneses o europeos.

 El transporte público en la isla es inexistente. El alquiler de coches y las bicicletas son el sistema recomendado para el transporte. También hay visitas en helicóptero, y alquiler de coches todoterreno o catamaranes en Vaitape.

 En cuanto a clima, las lluvias son abundantes y ocurren principalmente entre noviembre y abril, en el verano meridional o austral. Predomina el tiempo cálido durante todo el año.

Datos importantes:

  • Hay agua potable
  • Hay cajeros
  • En los grandes comercios aceptan tarjetas, en los pequeños efectivo
  • Hay centro médico en Bora Bora

Para más información acceder a https://tahititourisme.es/es-es/islas/isla-de-bora-bora/

Florencia Pastrana