lunes, febrero 24, 2020

Escapada a San Pedro: naturaleza e historia

Las riberas agrestes y sus vistosas e históricas barrancas sobre el río Paraná, hacen de la ciudad bonaerense de San Pedro un atractivo destino para el turismo de escapadas, donde los visitantes podrán disfrutar de propuestas relacionadas con la naturaleza, el descanso, la pesca y las actividades náuticas.

La cultura y la historia de esta ciudad, ubicada a 164 kilómetros de Buenos Aires y a 140 kilómetros de Rosario, las playas, las visitas guiadas por el casco histórico, una variada gastronomía y una interesante oferta de actividades al aire libre completan la oferta turística veraniega de San Pedro.

El casco histórico: los paseos, que se pueden realizar a pie o en bicicleta, recorren sitios como los museos Casa Fernando Curten, Paleontológico y Pato Morresi, el parque artístico El Sueño del Tano, el Vía Crucis de las Barrancas y el hito histórico nacional de la Vuelta de Obligado. En el centro de la ciudad, donde se ubica una gran cantidad de locales comerciales y se ofrece una variada oferta gastronómica como pescados de río y otros platos artesanales típicos e la zona del Delta, se percibe en esta época del año el perfume de los tilos, jazmines y naranjos. El museo Curten, que recibe unas 10 mil visitas por año, es un espacio donde nació, realizó toda su obra y vive actualmente el escultor contemporáneo Fernando García Curten, quien elabora sus obras a partir de deshechos. En tanto, el museo Paleontológico Fray Manuel de Torres, desarrollado en una vieja casona del siglo XIX, exhibe los huesos fósiles encontrados en las inmediaciones del partido de San Pedro desde 1998 y cuenta con más de veinte especies de mamíferos fósiles en muestra permanente.

Turismo rural: es otro de los atractivos de la zona, donde se pueden visitar pueblos como Río Tala y Santa Lucía, recorrer la campiña de los periodistas Mónica CahenD’Anvers y César Mascetti, o bien navegar en cruceros por el río y el Paseo de los Túneles. Este último es un lugar de interés cultural que ofrece una reseña histórica de los tres hitos más importantes de los orígenes industriales de la ciudad, que son la alcoholera La Estrella, Ferrocarriles y Elevadores Depietri y el Puerto de San Pedro. Este espacio, de más de 40 metros de recorrido subterráneo, atesora fotografías y objetos recuperados en las excavaciones efectuadas en el lugar por el Grupo Conservacionista de Fósiles, que rescataron del olvido estas tres grandes historias que forjaron el desarrollo industrial de San Pedro. Otro lugar interesante para conocer en verano es la reserva forestal, que se desarrolla entre el arroyo Los Cueros y la ribera del Paraná, y que cuenta con un bosque de Temberatí y otras especies como centenarios algarrobos blancos, sombra de toro, espinillos, chucupí. ombúes y molles, además de una gran variedad de aves y fauna de la región.

Vuelta de Obligado: y por supuesto resulta irresistible una visita a la reserva municipal y refugio de vida silvestre de Vuelta de Obligado, paisaje que fue testigo del enfrentamiento fluvial acaecido el 20 de noviembre de 1845 y conocido como Combate de Obligado. Aún hoy se conservan en su extensión los cañones y parte del juego triple de cadenas de 360 brazadas, utilizadas para atravesar el río Paraná con el objetivo de detener las flotas enemigas anglo-francesas.

San Pedro es naturaleza, historia y entretenimiento, en una ciudad que se caracteriza por una intensa vida nocturna que la diferencia de otras ciudades del interior bonaerense, con bares, restaurantes y espectáculos al aire libre.