martes, abril 7, 2020

Lufthansa: compromiso con la investigación climática

El Lufthansa Airbus A340-600 «Leverkusen» está a punto de realizar su 462º vuelo de medición al servicio de la investigación atmosférica y climática. Durante 15 años, el avión de larga distancia D-AIHE ha estado recolectando hasta 100 diferentes gases traza, aerosoles y parámetros de nubes en vuelos seleccionados para la infraestructura de investigación europea IAGOS-CARIBIC (Avión civil para la investigación regular de la atmósfera basada en un contenedor de instrumentos), una alianza de 12 institutos de investigación europeos. Desde el inicio de los vuelos de medición el 13 de diciembre de 2004, el avión CARIBIC ha cubierto más de 3.6 millones de kilómetros de vuelo para la ciencia. Esto corresponde a 85 órbitas alrededor del mundo.

Los datos de medición se recopilan principalmente durante el vuelo de crucero a una altitud de nueve a doce kilómetros en la región de la tropopausa, la capa límite entre la troposfera y la estratosfera. Los científicos necesitan los datos, que son muy valiosos y únicos para fines de investigación, con el fin de evaluar la eficiencia de los modelos atmosféricos y climáticos actuales y, por lo tanto, su importancia para el clima futuro en la Tierra. Las aeronaves pueden registrar parámetros climáticos relevantes con mayor precisión y resolución temporal que los satélites o las mediciones en tierra.

«Estamos muy satisfechos con la cooperación exitosa y de larga data con los investigadores atmosféricos. Lufthansa asume la responsabilidad y apoya el desarrollo de una base de datos única a nivel mundial para la investigación climática«, dice el Dr. GerdSaueressig, gerente de proyectos de Lufthansa Group.

Lufthansa Gorup y sus socios científicos invirtieron más de tres años de tiempo de preparación y más de 1,000 horas de montaje para convertir el avión en un laboratorio de investigación. Además, se desarrolló un contenedor de medición automatizado de 1.6 toneladas especialmente para el proyecto de investigación.

«El laboratorio de alta tecnología con sus 19 instrumentos, algunos de los cuales son muy complejos, permite la investigación de una gran cantidad de procesos relevantes para el clima y su cambio futuro, por ejemplo, procesos de nubes de aerosoles o procesos de intercambio entre la troposfera y la estratosfera«, dice Dr. Andreas Zahn del Instituto de Tecnología de Karlsruhe y coordinador de IAGOS-CARIBIC.

Cada vuelo de medición está precedido por una fase de planificación de tres semanas. Los científicos pueden seleccionar libremente el destino de la red de rutas A340-600. 20 divisiones de Lufthansa Group y el aeropuerto de Múnich están involucradas en la instalación y extracción del contenedor de medición, como despachadores, gerentes de operaciones técnicas, gerentes de tráfico y seguridad corporativa, para garantizar operaciones sin problemas. El aire, el aerosol y las partículas de nubes ingresan al laboratorio de medición a través de un sistema especial de entrada de aire en el fuselaje exterior del avión de larga distancia Lufthansa.

Hasta la fecha, la evaluación de los extensos datos de medición ha llevado a más de 150 publicaciones científicas y, desde 2015, a seis artículos en las revistas de alto rango de Nature y PNAS. Particularmente notables son los resultados de los ocho instrumentos de medición de aerosoles, que fueron capaces de proporcionar información sobre los efectos de las partículas de cenizas volcánicas o los incendios forestales de América del Norte en la atmósfera. En 2014, el laboratorio CARIBIC volador también pudo hacer una contribución importante a la detección de tres clorofluorocarbonos (CFC) no descubiertos previamente, las principales causas del llamado agujero de ozono en la estratosfera.

El contenedor CARIBIC tuvo una misión especial en abril de 2010 después de la erupción del volcán islandés. Se realizaron tres vuelos de medición ad-hoc para determinar la concentración de cenizas y la composición de la nube volcánica sobre Europa. Lufthansa fue la única línea aérea capaz de realizar tales mediciones a través de CARIBIC.

Incluso antes de CARIBIC, Lufthansa había apoyado el programa de investigación MOZAIC (Medición de ozono, vapor de agua, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno a bordo de aviones Airbus en servicio) durante muchos años. Ambos proyectos se unieron y hoy forman la infraestructura de investigación europea IAGOS (Aeronave en servicio para un sistema de observación global) con los dos subproyectos IAGOS-core e IAGOS-CARIBIC.

El sistema IAGOS-core se instala en Lufthansa en otros dos aviones de largo recorrido, lo que contribuye significativamente al desarrollo de uno de los conjuntos de datos más completos del contenido de ozono y vapor de agua en la atmósfera libre.

Lufthansa Group continuará trabajando con la ciencia y la investigación para observar y medir la atmósfera de la Tierra con aviones seleccionados. Después de todo, los resultados científicamente sólidos forman la base para una mejor comprensión del cambio climático y para desarrollar medidas específicas para una aviación aún más sostenible.