viernes, enero 17, 2020

Preocupación de FAEVYT por medidas que afectan al sector

Así lo destacó Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), al ser consultado respecto al dólar turista. 

“Esta medida podría, en función de su implementación, llevar a una situación crítica a gran parte del sector de agencias, poniendo en riesgo la continuidad del trabajo de las más de 5000 empresas de viajes y turismo, de las cuales la mayoría son PyMEs. Esto llevaría a una importante caída de ventas, con consecuentes medidas de ajuste que seguramente tendrían que ver con temas de reducción del plantel laboral poniendo en riesgo, en algunos casos, la continuidad de muchos negocios. Hay que tener en cuenta que alrededor del 35% de los viajes emisivos son vacacionales, el resto responde a negocios, deportes, intercambios científicos, etc. que se verían afectados con esta medida también” explicó Gustavo Hani.  

Ante la implementación del impuesto que estaría en el orden del 30% en las compras de pasajes al exterior y en las compras que se realicen fuera de Argentina con tarjeta de crédito, el presidente de FAEVYT indicó: “Esto podría generar una reacción por parte de algunos países reciben argentinos, teniendo en cuenta que se verían afectados los arribos desde nuestro país

por la aplicación del impuestos, lo que los podría llevar a tomar medidas similares originando como rebote una baja importante de arribos de turistas extranjeros hacia Argentina y agregó “Podemos entender la razonabilidad de la medida, pero la forma de implementación y los porcentuales pueden generar más daño que solución”

 Respecto al tema de la caída que podría provocar la implementación del impuesto en la venta de pasajes internacionales, Gustavo Hani afirmó que esta medida “pondría en riesgo la continuidad de algunas compañías aéreas al igual que muchas rutas que hoy unen Argentina con otros países” y explicó que “Si el emisivo cae fuertemente y el receptivo no responde como reacción para ocupar las butacas que liberaría el emisivo, las rutas podrían dejar de ser rentables, lo que llevaría a las compañías a sacar frecuencias. Esta consecuencia provocaría el derrumbe del ingreso de divisas e inevitablemente afectaría el comercio, la hotelería y la gastronomía. Hay que tener en cuenta que el turismo es un delicado equilibrio de receptivo y emisivo, cualquier alteración abrupta de esa armonía perjudica a ambos.”. El presidente de FAEVYT señaló que “Esta medida perjudicaría directamente la llegada de turistas extranjeros a nuestro país, porque los pasajes ya cuentan con un 7% de impuesto que se recaudan directamente para las acciones de Argentina en el exterior, al caer el emisivo esa recaudación también caería y como consecuencia vamos a disponer de menos fondos para generar acciones de promoción de Argentina en el exterior”.