lunes, junio 1, 2020

Vi un punto rojo a la distancia…

«Estaba furioso, venía pedaleado como loco! Es que finalmente, yo tenía una cita en Montalchino con él, vitivinicultor de Dios y del Diablo“, cuando de repente, a lo lejos alcancé a ver un punto rojo en la ruta… -me relata Ramiro.

Ramiro Marquesini, es un empresario y enólogo argentino radicado en la provincia de Mendoza y es el orgulloso propietario de 15 ranas. Si, 15 Citröen 3CV!

A lo que llaman en Argentina «la rana“, es en Alemania «el pato“, «die Ente“. Tanto allí como acá, todos sabemos a qué auto nos referimos cuando usamos ese nombre, aunque Alemania fue más usual la versión 2 CV. Los vecinos de los Países Bajos, ya en el 1948 lo llamaban pícaramente «lelijke eend» («patito feo“).

La diferencia entre un 3 y 2 CV es mínima, más bien tiene que ver con temas impositivos, de cilindrada y la caja de cambios.

En Suiza y en el sur de Alemania usualmente era conocido con el nombre de «Döschwo“ o «der Döschewo“, versión „alemanizada“ de los vocablos franceses deux chevaux (frz. für «zwei Pferde“, «dos caballos“ ) o «deux-pattes «(«Doppel-Pfote“ o «doble pata“). * (1)

Sean, ranas o patos, Ramiro Marquesini alquila varios de estos «animales de metal» a través de su empresa «Slowkar“. Si bien se mantienen en el estilo clásico, han sido recientemente renovados y cuentan con un único accesorio de lujo: ¡una calefacción!

Ya hace más de 7 años los turistas han estado conduciendo estos vehículos desde el aeropuerto de Mendoza hasta su hotel, visitando bodegas, restaurantes especializados y realizando excursiones a través de los paisajes del vino al pie la Cordillera de los Andes, justo en el tramo donde se alzan los picos más altos de América (Aconcagua 6959 msnm).

Esta compañía de alquiler de automóviles es única. Ofrece a los turistas la oportunidad de viajar por Mendoza con uno de estos automóviles que ya son una atracción por sí mismos.

Un lujo… solo para aquellos que pueden permitírselo y logran deshacerse de la adicción a la comodidad total y al control del tiempo. Solo aquellos que tengan el coraje de reducir dos o incluso tres marchas serán recompensados con un viaje inolvidable.

El 70% de la producción de vino argentino se concentra alrededor de la capital de la provincia de Mendoza y en los oasis noreste y sur. El clima seco, soleado y desértico, las precipitaciones promedio de alrededor de 150 a 350 mm al año, las grandes fluctuaciones y oscilaciones térmicas entre los 20 a 33°C en gran parte del año (noviembre a abril) brindan el marco ideal para el desarrollo de la vid y del turismo.

Estas excelentes condiciones climáticas, la experiencia de las bodegueros, el profesionalismo de los enólogos y el claro agua de deshielo del río Mendoza han resultado en la producción de vinos finos y de calidad única: como Cabernet Sauvignon, Malbec, Chenin, Merlot, Chardonnay, Syrah, Ugni Blanc y Tocai Friulano, entre otros.

Muchas bodegas como Weigert und Vistalba en Lujan de Cuyo, Zuccardi in Maipú y Casa de Udo en Tunuyán en el Valle de Udo están preparadas para recibir turistas y huéspedes, ofreciendo cada uno su especialidad, su alto profesionalismo y su hospitalidad.

Esta historia tiene un principo. Cuando Ramiro debía terminar su residencia de un año en Italia previo a regresar a su patria Argentina, estaba decidido a conocer en persona al «renombrado y reconocido enólogo y consultor de vinos“ Roberto Cipresso.*(2). Creador de un cuvée para el Papa Juan Pablo II y quien también ayudara a la neo-enóloga y actriz porno de fama mundial Natalie Oliveros conocida como «Savannah Samson“, a crear su propio cuvée llamado «Sono Uno“.*(3)*(4)

Después de un tramo en tren y otro en autobús, Ramiro finalmente llegó al Montalcino. Más una vez allí, se dio cuenta de que no había llegado a su destino aún. Le quedaban por recorrer al menos 12 km hasta el final de su camino. Tomó prestada una bicicleta en una estación de servicio y pedaleando salvajemente, se adentró en la campiña de la Toscana.

«Estaba enojado, pedaleando como un loco, finalmente tenía una cita con el «vitivinicultor de Dios y el diablo». De repente, vi un punto rojo en el camino», recuerda Ramiro. «Me acercaba cada vez más. Incluso pude alcanzarlo y sorprendido, rebasé con mi bicicleta un Alfa Romeo Julietta rojo. Sentado al volante del automóvil, que ciertamente se movía muy lentamente, iba un hombre de mediana edad con una mujer en brazos. Ambos iban claramente disfrutando del paisaje, la tranquilidad y la compañía“.

«Ese recuerdo no me liberó. La idea de encontrar un vehículo de alquiler que pudiera producir esa desaceleración en los visitantes a las bodegas de Mendoza, maduró en mi» recuerda Ramiro satisfecho y feliz.

Fotos: Ramiro Marquesini – Slowkar
1* https://de.wikipedia.org/wiki/Citroën_2CV#cite_note-jan_eggermann-3
2* https://www.bauraulacvins.ch/de/roberto-cipresso-wines-_content—1–911.htmlotros

3* https://www.nzz.ch/wie_sehen_sie_denn_aus_savanna_samson_neo-
winzerindieser_tropfen_ist_hardcore-1.1269296

4* https://www.xtrawine.com/de/produzenten/roberto-cipresso/1070